jueves, 22 de septiembre de 2016

En esa curva me maté hace 2 años (Historia Propia)

Era la típica noche de viernes, nos habíamos reunido para pasar el rato y amanecer jugando cartas y tomando unos tragos, luego de varias horas en casa de un amigo decidimos salir por razones que ahora mismo no logro recordar bien, pero involucraba buscar a alguien que no había podido llegar a tiempo, vasos en mano, partimos hacia nuestro destino. Ya de regreso con nuestro nuevo pasajero a bordo, estábamos a punto de llegar a la casa donde habíamos estado anteriormente, nos detuvimos para tomar una larga subida que significaba el tramo final del camino cuando el auto se apagó, y aunque esto no es ajeno a mi porque he estado en muchísimas situaciones donde se apague un vehículo, esta apagada en particular fue distinta, fue tan súbita y no anunciada, como si al auto le hubiera dado un infarto, solo quedó iluminado el tablero y las luces delanteras, miramos a nuestro alrededor, estábamos en una suerte de intersección, no lo había notado pero justo al pie de esa subida se cruzaban las 4 calles pero como estaban rodeadas de muros muy altos, el sitio era tan encerrado como un callejón, y esa noche estaba tan solitario que si un alfiler caía, podía oírse.

No perdimos la calma e intentamos encender el auto, para suerte nuestra encendió sin problemas, lanzamos un par de chistes sobre fallas mecánicas y reímos, pero al intentar acelerar el auto volvió a apagarse, y esta vez si bien el tablero siguió encendido las luces del auto no, supongo que el que iba conduciendo no lo notó, ya que simplemente giró la llave e intentó encender nuevamente el auto, que en efecto, encendió, para volver a apagarse tras unos segundos y dejarnos a oscuras, ya que todas las luces internas y externas quedaron extinguidas a excepción del reloj, que marcaba la 1:33 am. Ya con menos gracia en la cara, nos miramos con algo de miedo, la zona no era muy peligrosa, pero a la una de la mañana y sin nadie visible a la vista, la cosa tenía mala pinta. Bajamos y solo en ese momento notamos que todas las luces alrededor en los edificios, en los postes y en las calles estaban apagadas, era como si la electricidad se hubiera esfumado de ese lugar, pero no era nada muy extraño por el momento, un auto que se apagaba y un bajón de luz supongo que es algo muy común, mi amigo, el del auto, bromeó con que debíamos hacer algo o su mamá lo mataría, ya que había sacado el carro sin permiso.

Saqué mi teléfono y para colmo no tenía señal, le dije a los demás y resulta que tampoco tenían señal, no sé que sintieron mis amigos, pero cuando me di cuenta que estábamos varados, sin comunicación, con un auto que no encendía, en una calle solitaria y a la una de la mañana, sentí un pequeño escalofrío bajarme por la espalda. Alguien mencionó que debíamos abrir el capó a ver si los bornes de la batería estaban sueltos, pero todo lucía bien, no es que supiéramos mucho de mecánica, pero el auto parecía estar en perfecto estado. Intentamos encender de nuevo y nada, el auto había quedado muerto, ya en ese punto estábamos bastante nerviosos porque habíamos estado en ese lugar por 20 minutos y no había pasado nadie por ahí. Volvimos a bajar y notamos las luces encendidas, nos extrañamos y al entrar al auto vimos que estaba encendido y funcionando con normalidad, solté la frase "¿El auto estuvo encendido todo este tiempo?" con bastante nerviosismo en mi tono de voz, nadie dijo una palabra. De alguna manera el auto murió y de la nada volvió a la vida, sin siquiera mirarnos subimos hasta el final de la calle, al llegar a la última casa y bajarnos notamos que estábamos mucho más abajo de a donde en realidad íbamos, de alguna forma terminamos a kilómetros de la casa donde estábamos en una calle que no conocíamos, pesé a que estábamos bastante seguros de haber tomado el camino correcto, volvimos a la vía y esta vez si llegamos a la casa correcta, pero inexplicablemente al entrar y ver el reloj de la cocina este marcaba las 5 de la mañana aunque habíamos salido al cuarto para la 1, ¿Qué hicimos todo ese tiempo? Tan tarde era que llegamos directamente a dormir y no comentamos el tema.

A la mañana siguiente lo platicamos y mientras veíamos televisión anunciaron la noticia que un auto del mismo modelo y color que el nuestro, con la misma cantidad de ocupantes que el nuestro se había estrellado en la calle donde nos quedamos varados y todos habían muerto, el choque se produjo "Aproximadamente a la 1:30 de la mañana". Nos quedamos mudos, solo en ese momento pensé en volver a sacar mi teléfono, entre llamadas y mensajes de mamá tenía 17 notificaciones, estaba segura de que el accidente habíamos sido nosotros, pero al llamarla y explicarle logré calmarla, no le dije lo del auto, solo que había sido una noche tranquila y que mi teléfono se había quedado sin carga. Cuando salimos de nuevo esa mañana notamos que el reloj del tablero estaba fijo, y la hora que marcaba era la 1:33 am. Nunca volvimos a mencionar el tema pero estoy seguro de que algo pasó esa noche, cada vez que paso por esa calle no puedo evitar pensar “En esa curva me maté hace 2 años”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario